Cólico de lactante

Los cólicos del lactante definidos como el espasmo o contracción dolorosa del intestino han sido una terrible pesadilla para los padres, pediatras y gastroenterólogos infantiles, por su difícil manejo y por generar mucha angustia.

Todos los bebes lloran, es su manera de comunicarnos que tienen hambre, frio o calor, o simplemente que algo les incomoda…. pero a veces lloran sin motivo aparente, durante un largo periodo de tiempo, una hora e incluso mas. Además presentan espasmos repentinos, flexionando sus pequeñas piernas hacia el pecho y con un llanto fuerte, que refleja dolor, frecuentemente en horas de la tarde o al anochecer.

Según la A.E.P aún no se ha encontrado la causa del Cólico del Lactante, aunque existen 3 tipos de teorías a nivel médico:

Causa psicológica: No en relación con problemas psicológicos del niño, sino más bien con una conducta inadecuada de los padres ante lo que le pasa al niño. Padres ansiosos, que se agobian fácilmente, inseguros en el manejo del mismo, etc.

Causas digestivas: La inmadurez del intestino parece ser la causa principal.

Causas alérgicas: La intolerancia a la proteína de la leche de vaca. De hecho se ha comprobado que algunos niños con cólicos muy intensos que pasan a ser alimentados con leches especiales, mejoran.

Tratamiento

Un esquema terapéutico podría ser:

Tranquilizar a los padres. Intentar establecer rutinas diarias, patrones de sueño, etc.
En ocasiones, un tacto rectal y una dilatación suave del esfínter anal usando vaselina proporcionan un alivio espectacular de los síntomas.
Procurar que trague el menos aire posible con el biberón (tetina siempre llena de leche y el agujero apropiado) y que eructe bien después de las tomas.
En lactancias maternas, puede intentarse una dieta materna libre de PLV (Proteína de Leche de Vaca) y de otros alérgenos alimentarios (huevos, pescado…). Eliminar cualquier excitante de la dieta de la madre como el café, el té y otras bebidas que lo contengan.

Tratamiento fisioterapéutico y osteopático

Masaje:

Un masaje en el abdomen del bebé en dirección a las agujas del reloj. Este masaje se puede hacer antes o después de comer, o incluso antes para prevenir el cólico y después para calmarlo.

Osteopatía:

Las vísceras están inervadas por el Sistema Nervioso Autónomo o Vegetativo. La región visceral relacionada con el Cólico del Lactante está inervada por el Nervio Vago. Este nervio sale del cráneo por el Agujero Rasgado Posterior y desciende hasta las vísceras acompañando al esófago. La afectación del Agujero Rasgado Posterior puede explicar los síntomas y signos con los que muchas veces se presenta el bebé, como problemas a la hora de tomar el pecho, dificultad en la deglución, regurgitación, etc. Mediante la Osteopatía Craneal podemos tratar la afectación del Agujero Rasgado Posterior para liberar el Nervio Vago. Con la Osteopatía Visceral, podemos tratar el propio intestino para que funcione mejor. Las técnicas son totalmente inocuas y no producen ningún tipo de dolor ni efecto secundario en el bebé.

El bebé no nos puede hablar, pero gracias a su expresión corporal durante el llanto nos está informando de las estructuras anatómicas que están relacionadas con su dolor. Porque no es lo mismo que llore con las piernas flexionadas llevándose las manos a la barriga que lo haga con las piernas estiradas y llevándose las manos a la cabeza.

El protocolo para eliminar los síntomas suele variar entre 1 y 3 sesiones, dependiendo de la causa del problema.

 

TARIFAS: 32 EUROS SESIÓN

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »